El gobierno de España seguirá pujando por hacerse con el futuro 5G

La puja por la banda de 700 MHz se saldaría con un mayor precio por MHz que el desembolsado en julio por las operadoras, dado su mayor interés estratégico.

Comienzan las especulaciones sobre el balance económico que la próxima puja de espectro para 5G le supondrá al Gobierno, menos de tres meses después de que se cerrasen las primeras concesiones. Un informe de S&P Global, que recoge la agencia Europa Press, ha analizado la situación en Europa sobre las subastas de espectro para que las empresas desarrollen esta nueva generación de comunicaciones. En España, la segunda ronda de pujas podría mover entre 750 y 1.050 millones de euros.

Esta sería la cantidad que el Gobierno recaudaría con la subasta de espacios en la frecuencia de 700 MHz, el conocido como segundo dividendo digital, que se realizaría a lo largo del próximo año. En julio, la fase de pujas para la adjudicación de concesiones en la banda de 3,6-3,8 GHz se saldaba con un total acumulado de 437 millones de euros, cifrándose el precio de MHz por habitante en unos 50.000 euros. En la futura subasta de la banda de 700 MHz, actualmente ocupada por la TDT, se espera que este valor suba a una cantidad situada entre los 320.000 y los 450.000 euros.

Acerca de esta diferencia, la agencia de calificación señala que el espectro es más caro en las bandas de frecuencia más bajas, en la que se enmarcaría la subasta de 2019 de 700 MHz, que en las altas, a las que pertenecen el rango de 3.600-3.800 MHz que se ofertó el pasado julio. Esto se debe al tamaño limitado de las primeras, además de a la menor disponibilidad, dado el uso actual que se le da. Las frecuencias de rango bajo tienen otras ventajas, como una capacidad de propagación más fuerte, un factor que sube el precio por el interés para las compañías de telecomunicaciones de mejorar su cobertura.

En línea con estas observaciones sobre el interés de la frecuencia para las operadoras, el informe realiza también ciertas previsiones para las siguientes pujas. En la del espectro de 26 GHz, que se espera que se haga en 2020, el Gobierno se podría sumar entre 100 y 500 millones de euros. La siguiente subasta, la de 1,5GHz, estaría valorada en una cantidad entre 180 y 380 millones de euros, aunque de momento no se conoce cuándo se desarrollará.

Otro punto de interés en el estudio de S&P Global, “El futuro del 5G”, está en el desarrollo que tendrá el 5G a nivel internacional. Según la agencia, esta tecnología se desarrollará más lentamente en Europa que en Estados Unidos y en otros países de Asia, como Japón o Corea. Achacan esta situación a razones estructurales e históricas, aunque destacan la infraestructura de fibra óptica actual como un factor positivo para el despliegue del 5G, una vez se llegue a este punto.

 

Fuente: Networkworld

Translate »